Content Top Ad (Adwords medio arriba)

Ratio: 3 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Aplicar el coaching ejecutivo como maestro de póker

Aplicar el coaching ejecutivo como maestro de póker

La parte del cuerpo que más engaña es la cara, pero ¿y la más sincera? Los pies. El cuerpo humano está comunicando información en todo momento a su alrededor, si está feliz, triste o enojado. Cada palabra corporal en el póker es conocida como tell.

En una partida de póker, gana el que maneja mejor estrategia, quien domina sus sentimientos al punto de “engañar” a sus rivales, aunque algunas veces no tenga las mejores cartas. El manejo del coaching ejecutivo se asemeja a esta metáfora del “poker face”; una buena y acertada sesión de coaching, puede ayudar a crear carácter frente a la adversidad.

Tener un coach es contar con un guía que no enseña, sino que orienta el potencial de sus clientes hasta el nivel de hacerle reflexionar en qué es muy bueno o qué está mal

Tener un coach es contar con un guía que no enseña, sino que orienta el potencial de sus clientes hasta el nivel de hacerle reflexionar en qué es muy bueno o qué está mal. El método radica en ayudar a las personas a observarse y así tener claro su valor mental y de la práctica.

Las grandes compañías que reciben coaching ejecutivo o de liderazgo, coinciden en la mejoría dentro de los procesos para dirigir, administrar o gestionar su empresa. La parte humanista es la que destaca, seguido de la responsabilidad y ética en sus procesos.

Tal como en el juego de cartas, una compañía funge como un jugador en la mesa de las oportunidades. Cada participante engloba a su capital humano como sus mejores números; aquellos individuos que sobresalen por sus capacidades y cohesión social impecable.

La postura hacia afuera en el tema empresarial, propone no manifestar las flaquezas ni echar globos al aire. La mesura y el enfoque debe llevarse como un pergamino de un experto ganador de póker.

Para quienes están aprendiendo del póker en vivo, es importante aprender a tener un buen dominio de las emociones y sus manifestaciones. Adiós a los lamentos por no ganar un proyecto, a las caras dudosas cada vez que aparecen grandes desafíos, a las miradas de emoción al recibir noticias, es hora de aprender a dejar de mostrar las cartas, como un maestro del póker.

Creative Commons License Esta obra está bajo una Licencia de Creative Commons.