Ideas de uno que terminan siendo de muchos

Ideas de uno que terminan siendo de muchos

Este 20 de noviembre se cumple un aniversario más de la Revolución Mexicana, aquella que tuvo inicio en 1910 y culminó en 1920 con la victoria a favor del pueblo: el acontecimiento político-social más grande de la historia de México en el siglo XX.

La crónica redacta páginas llenas de hechos que comenzaron a estar en contra de la dictadura que en 1876 inició Porfirio Díaz, entonces Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, y que duró 34 años en el poder. Aunque el país tenía un rango de crecimiento económico elevado, este régimen detonó que algunos líderes políticos opositores discreparan.

La fuerza de una idea que beneficia a los demás, puede ejemplificar que la causa de un individuo, cuando es manifestada bases sólidas, atraiga a más personas y termine en un movimiento con estatutos congruentes

Francisco I. Madero fue el primer protagonista del levantamiento. Cuando se preparaba para postularse como candidato presidencial, fue llevado preso y Díaz continuó en el poder. Desde aquí el panorama se tornó definitivo para Madero que inició con el Plan de San Luis, gestado desde Estados Unidos, en el cual llamó al levantamiento armado del pueblo en contra del gobierno dictatorial.

A partir de Madero, el territorio mexicano tuvo más levantamientos en otras zonas del mapa. Pascual Orozco, Francisco ‘Pancho’ Villa y Emiliano Zapata, aparecieron en la escena que logró la victoria hasta ser Francisco I. Madero el nuevo presidente de México.

Luego, la Reforma Agraria sería el otro punto que dividiría a los que se habían unido para derrocar a Díaz del mando presidencial: Emiliano Zapata contra Francisco I. Madero. El uso de las armas para lograr la Reforma, era la propuesta de Zapata, quien con la frase “La tierra es para quien la trabaja”, se dio una fuerte fricción con Madero.

la fuerza de una idea que beneficia a los demás
Planetacoaching.com - la fuerza de una idea que beneficia a los demás

En 1913 ocurrió el Golpe de Estado hacia Francisco I. Madero, los militares Bernardo Reyes y Félix Díaz, arrinconarían a Madero hasta la cárcel y su asesinato, fue el fin de este líder mexicano, a quien Victoriano Huerta suplió en el poder.

Ahora el giro de la Revolución traía a escena a otro hombre: Venustiano Carranza, en la mira a Huerta, al rechazar al nuevo Presidente de México; e inició una movilización en contra de éste.

Carranza pretendía avivar las políticas de Madero (ya fallecido). Villa y Zapata se fueron hacia el entonces gobernador de Coahuila, mientras entre ellos no había estabilidad en sus ideologías. Los ejércitos de ambos fueron derrotados, al igual que Emiliano y ‘Pancho’.

Fue Venustiano Carranza quien al final sacó adelante la Reforma Agraria: expropiación de las tierras a favor de los campesinos. En este momento se aprobó una nueva constitución, la gran victoria de la Revolución Mexicana del año 1910, además de la separación de la iglesia del Estado.

No es necesario citar el pie de la letra la historia que hará este 16 de noviembre, un lunes festivo. La Revolución derramó mucha sangre y se perdieron vidas.

Esta narración relata cómo en la actualidad, la fuerza de una idea que beneficia a los demás, puede ejemplificar que la causa de un individuo, cuando es manifestada bases sólidas, atraiga a más personas y termine en un movimiento con estatutos congruentes.

Desde Planetacoaching.com, proponemos una pregunta clásica que vive en el inconsciente colectivo de su pueblo y que forma parte cultural y alusiva a la Revolución Mexicana ¿Cómo le haces justicia a la Revolución Mexicana, hoy, a 105 años de ésta?